Las andanzas del pequeño Nicolás apenas acaban de empezar, huye de Madrid después de cometer un gran fallo ante el CNI

SEGÚN ‘INFORMACIÓN SENSIBLE’, EL MEDIO QUE DESTAPÓ EL CASO

 

El delegado de Seguridad y Emergencias del Ayuntamiento de Madrid, Enrique Núñez, ha avanzado que sólo un agente municipal acompañó al ‘pequeño Nicolas’ en un viaje a Galicia y que ello no supuso servicio de escolta porque el agente se encontraba en su día de libranza, si bien ha avanzado dicho agente “será sacado” del Grupo Especial de Protección del cuerpo.

Así lo ha manifestado en la comisión del ramo para informar del supuesto caso de servicio de escolta a el joven en un viaje a Ribadeo. En este sentido, la investigación que ha llevado Asuntos Internos ha revelado que en esa fecha el citado agente estaba de libranza y no acompañaba a ningún miembro de la corporación. En consecuencia, no se dio ningún servicio de escolta.

Núñez también ha aseverado que ninguno de los vehículos que aparecen en la imagen de la noticia pertenece a la Policía Municipal y ha detallado también que no se ha producido sustracción de ningún material en la unidad de escolta de Policía Municipal.

Asuntos Internos abrió una investigación tras conocer por el diario ‘El Mundo’ que el joven realizó un viaje supuestamente con el Grupo Especial de Protección de la Policía Municipal a Ribadeo. La investigación, según el delegado, sigue su curso.

 

En el PP, dirigentes y trabajadores no salen de su asombro cuando hablan de las “hazañas” de Francisco Nicolás G.I, el joven de veinte años detenido por haberse hecho pasar por asesor del Gobierno y estar ahora acusado de falsedad documental, estafa y usurpación de funciones públicas.

A casi todos les suena su cara, pero nadie le conoce. O al menos así lo aseguran los miembros del partido consultados por Efe.

Si en algo coinciden los que le recuerdan es que al joven le gustaba estar donde estaba la foto, ya fuera cerca del protagonista de turno en los actos o de los dirigentes más notables que acudieran en cada ocasión.

El chico, dicen algunos, era “un pesado”, pero no molestaba más allá de eso, y pensaban que su intención sólo era la de querer figurar junto a los que mandan.

Por eso, admiten su sorpresa al enterarse de que el joven pudo hacer uso de aquellos actos, aquellas fotos, para fingir inexistentes contactos y pretender negocios ilícitos.

Uno de los consultados, del PP madrileño, sí le recuerda bien, incluso reconoce haber tenido que llamarle la atención en más de una ocasión, y de echarlo cuando pretendía colarse o colocarse en primera fila en algún acto, junto a los líderes.

Explica este cargo popular que Nicolás solía aparecer con traje, una vestimenta demasiado elegante para estos actos en los que los jóvenes del partido acuden con indumentaria más informal.

Pero lo del traje, dice, “no colaba”, ni le servía de pase para entrar donde quisiese.

Aquella indumentaria tan formal para un joven de su edad y su afán por la foto levantaban sospechas y desconfianza, pero los habituales de Nuevas Generaciones y del PP no le daban mayor importancia.

Sí le pillaron, ya hace tiempo, en “algún renuncio”, como explica uno de los consultados.

Así, Nicolás no sólo acudía a actos del partido, también se dejaba ver en eventos empresariales en los que se presentaba como “uno de los jóvenes de FAES”, la fundación que preside José María Aznar.

Y claro, quien le citaba así en la fundación se encontraba con que nadie le conocía o no constaba como miembro activo. Tampoco era militante del PP ni de Nuevas Generaciones, según han asegurado a Efe fuentes populares.

En otras ocasiones buscaba el acercamiento a los populares mediante las redes sociales, como cuenta otro cargo del PP, con quien quiso quedar Nicolás contactando por una de estas redes.

Nadie en el partido, en definitiva, dice haber sido engañado por este “pícaro” que sí logró supuestamente estafar a otros utilizando sus falsas conexiones con el Gobierno y al partido.

Y ese carácter desenvuelto y seguro que el joven trataba de mostrar en los eventos se vino abajo ante la jueza que le tomó declaración el pasado jueves.

Aunque al principio se mostró altivo, después se derrumbó cuando vio que la Fiscalía pedía medidas cautelares contra él, han explicado fuentes jurídicas.

“A mí me la han liado. Me han engañado”, dijo entonces Francisco Nicolás, quien según el médico forense que le examinó sufre “una florida ideación delirante de tipo megalomaníaco”.

Delirios o no, son muchas las anécdotas que recuerdan personas del entorno de este joven, como cuando fue con un coche de alta gama a recoger unas entradas de reventa para los Rolling Stones que según dijo eran para “altos cargos del PP” o cuando presumía ante otros chicos de su edad de la elevada paga que le daba su padre, un mago de las finanzas, decía.

El CNI ‘trincó’ al pequeño Nicolás y ahora investiga si fue protegido por policías corruptos

Francisco Nicolás se codeó con las más altas esferas del estado y llegó a ‘colarse’ en la coronación de Felipe VI, además de intentar mediar en Nóos y en el Caso Pujol

 

Tras presenciar un truco de magia bien ejecutado, la primera reacción suele ser el asombro. Pero superado el pasmo inicial, inmediatamente la razón se pone a buscar explicaciones lógicas que justifiquen lo sucedido. Con Francisco Nicolás Gómez Iglesias, alias mediático de ‘pequeño Nicolás’ o Franki a secas para las amistades estrechas, pasa como con los subterfugios de David Copperfield.

–SIGA LEYENDO EN INFORMACION SENSIBLE–

Parecen más de lo que son, pero por supuesto, algo son. Porque aunque el joven pueda tener el talento de Houdini, ni es un superhéroe ni parece posible que llegara tan lejos por su propio pie. Algunos ya empiezan a levantar la cabeza hacia lo alto y sitúan el ‘Caso Nicolás’ bien arriba en el escalafón de escándalos. Incluso postulan a la criatura como posible cabeza de turco en medio del río revuelto y caótico de los sótanos del Estado.

Según ha podido saber Información Sensible de fuentes de la investigación, fue el Centro Nacional de Inteligencia (CNI) quién encargó al comisario Marcelino Martín Blas-Aranda -enlace entre los Servicios de Inteligencia y la Policía- la tarea de judicializar la investigación llevada a cabo por el propio CNI sobre las andanzas del ‘pequeño gran’ Nicolás.

El mismo joven que supuestamente accedió a las más altas esferas del estado presentándose como enlace con la Casa Real, emisario de la vicepresidenta o ‘conseguidor’ empresarial y que llegó a intervenir en casos de corrupción como Nóos o el ‘Caso Pujol’.

Las mismas fuentes indican que existía la directriz de que el asunto de la detención del estafador se llevara con la máxima discreción, buscando poca o ninguna repercusión mediática. Sin embargo, la expectación no se pudo contener. El pasado miércoles, este medio destapaba el caso en exclusiva, y el jueves la noticia ya estaba ampliada y saltaba a las primeras planas de diarios digitales y televisiones.

Cada vez existen más dudas acerca de que el pequeño Nicolás actuara en solitario. Esa es la única explicación que justifica que el CNI, ni más ni menos, investigara las peripecias de este joven de precoces habilidades. Y más aún que una unidad de Asuntos Internos, encargada de investigar a policías corruptos, lo presentara ante el juzgado, salvo que -y esto ya entra dentro del territorio humorístico- fuera un ‘policía secreta’ y nadie se hubiera enterado de ello.

Haya actuado o no por su cuenta, lo que está probado es que no se trata de una investigación al uso, y la clave de todo la ofrece el auto de la instructora del caso, Mercedes Pérez Barrios. El único documento oficial que ha trascendido, entre toda la parafernalia fotográfica y las variadas y truculentas historias de empresarios y políticos supuestamente engañados por un imberbe de verborrea ágil, ofrece más respuestas de las esperadas. En la primera frase, además. Es el auto por el que Pérez Barrios decretaba la libertad con cargos del joven.

Allí se recoge qué departamento policial es el encargado del caso: el grupo nueve de la Unidad de Asuntos Internos de la Policía. A dicha Unidad, tomada en general, le corresponde, según sus atribuciones oficiales, la función de “investigar y perseguir las conductas funcionariales constitutivas de infracciones penales y aquellas otras contrarias a la ética profesional de los miembros del Cuerpo Nacional de Policía y de los funcionarios destinados en el Centro Directivo”. Los Asuntos Internos de toda la vida, los mismos de las películas de Hollywood, vamos.

LA CONEXIÓN ENTRE CNI Y ASUNTOS INTERNOS

El puente entre el CNI y Asuntos Internos está personificado en el comisario de esta última unidad, Marcelino Martín Blas-Aranda. Él es el enlace oficial entre la Policía y el Centro Nacional de Inteligencia.

‘Sus’ agentes de Asuntos Internos realizan el trabajo de campo de la Unidad de Inteligencia (UI), una sección creada por el actual director, Ignacio Cosidó, nada más llegar al cargo en 2012 con el objetivo de que algunos policías realizaran labores hasta el momento propias del CNI, algo que ha levantado ampollas entre policía y ‘cecilios’, como se conoce en argot a los agentes del ‘La Casa’ y como reflejó el periodista Manuel Cerdán en El Confidencial la semana pasada. Además, el CNI no puede judicializar los casos que investiga, por lo que esta unidad también actúa como puente entre inteligencia y tribunales.

Información Sensible se ha puesto en contacto con el comisario Marcelino Martín Blas-Aranda con el objeto de recabar su opinión y contrastar la información, pero éste ni ha confirmado ni ha desmentido las preguntas sobre el caso de Francisco Nicolás.

Sin embargo, otras fuentes de la propia UAI, que han solicitado la máxima discreción para evitar represalias, han confirmado a este medio que este asunto podría afectar a algunos miembros del CNI.

Éstos estarían implicados en negocios privados aprovechándose de su privilegiada condición de agentes de inteligencia con acceso casi ilimitado a información restringida y protegidas todas sus actuaciones bajo la condición de ser secreto de estado, incluso fuera del alcance de la autoridad judicial.

Las andanzas del pequeño Nicolás apenas acaban de empezar.

¿Qué es? CNI Ante los nuevos retos del escenario nacional e internacional, era necesario disponer en España de un Servicio de Inteligencia especializado y moderno con capacidad para afrontarlos con eficacia.Así montó el CNI la ‘caza’ de ‘el pequeño Nicolás’

siseguridad.es ha compartido un enlace.

pagina Facebook

  • El pequeño Nicolás huye de Madrid después de cometer un gran fallo ante el CNI

    El chalet de El Viso pertenece a la realeza búlgara

    • Se hizo pasar por agente del CNI ante un miembro de la Inteligencia española
    • Importante presencia de periodistas ante el domicilio familiar

     Francisco Nicolás, con el joven estafador incluido, ha huido de su domicilio en el barrio madrileño de prosperidad después de que se inicie una investigación por la supuesta comisión de varios delitos, entre los que se encuentran falsedad documental y usurpación de funciones públicas.

    Las autoridades comenzaron a seguir la pista después de que el pequeño Nicolás se hiciera pasar por agente del CNI ante una persona que trabajaba de verdad para la Inteligencia española, que ante la falta de información sobre el joven, puso en alerta a sus superiores.

    RELACIONES CON ALTAS INSTANCIAS DEL ESTADO

    Hasta entonces, el joven estafador había logrado codearse con las altas instancias del Estado sin que nadie reparara en su falsa identidad, la cual empleaba para estafar a empresarios aprovechando sus supuestos contactos con miembros del Gobierno y de la Casa Real.

    Ahora, los familiares del joven han salido de barrio para evitar el revuelo mediático que ha levantado el caso. Varios vecinos han señalado al portal Vozpópuli que la presencia de periodistas frente al domicilio familiar habría incomodado a los padres de Nicolás, del que tampoco se tienen noticias después de que quedara en libertad.

    PISO DE LA REALEZA BÚLGARA

    Además, se ha conocido que el chalet de El Viso desde el que operaba su trama pertenecía a Kyril de Bulgaria, un miembro de la realeza del país balcánico, y que estaba alquilado a la constructora Edhinor, según ha informado El Confidencial.

    El chalet de El Viso pertenecía a un miembro de la realeza búlgara

    Fuentes de la constructora han señalado que no saben nada del joven estafador, aunque Nicolás, que no ha arrojado toda la luz sobre esta cuestión, ha asegurado tener vínculos que le unen a la firma.

    ALQUILER DE 5.000 EUROS AL MES

    Sin embargo, el secretismo que hay en torno a la investigación impide que de momento se conozca toda la información que manejan los investigadores, y en la que es una verdadera incógnita la forma en la que un joven de 20 años conseguía costear un alquiler que podría ascender a los 5.000 euros mensuales.

    Siseguridad.es

    www.siseguridad.com.es/

    1/9/2014 – Director Ceo Segurpricat Consulting Consultoria de Seguridad Nacional e internacional para latinoamerica:Formación en Seguridad …

    Contacto

    … Internacional · Analista de Riesgos · Nuestros Servicios …

    Experiencia

    Experiencia enseñanza planes autoprotección, seguridad …

    Nuestros servicios de …

    -Nuestros formadores propios instruiran al personal de su …

    Quien soy

    Soy Formador con la acreditación de profesor en centros de …

  • SiSeguridad.es

    www.siseguridad.es/

    Guarda de Caza · Guarda Pesca Maritimo · Guarda Particular · Formacion Superior de Servicios de Inteligencia · ¿Porque Si Seguridad? Contacto · Blog.

 Màs información en la Consultoria Segurpricat

¿Qué es? CNI

Ante los nuevos retos del escenario nacional e internacional, era necesario disponer en España de un Servicio de Inteligencia especializado y moderno con capacidad para afrontarlos con eficacia.

La respuesta a tal necesidad e

s el Centro Nacional de Inteligencia (CNI), Organismo público responsable de facilitar al Presidente del Gobierno y al Gobierno de la Nación las informaciones, análisis, estudios o propuestas que permitan prevenir y evitar cualquier peligro, amenaza o agresión contra la independencia o integridad territorial de España, los intereses nacionales y la estabilidad del Estado de derecho y sus instituciones. (Art. 1 Ley 11/2002)

Amparo Jurídico

El CNI se rige por el principio de sometimiento al ordenamiento jurídico y lleva a cabo sus actividades específicas en el marco de las facultades expresamente establecidas en la Ley 11/2002 de 6 de mayo reguladora del CNI y en la Ley Orgánica 2/2002, de 6 de mayo, reguladora del control judicial previo del Centro Nacional de Inteligencia.

Competencias y coordinación

Cabe destacar que el CNI agrupa actividades que en otros países están separadas en dos o más Servicios de Inteligencia. Esto permite que la coordinación e intercambio de inteligencia entre ámbitos complementarios sea ágil y completa, a la vez que se optimizan los recursos. En este sentido, el CNI funciona bajo el principio de coordinación con otros servicios de información del Estado.

Esta coordinación se lleva a cabo en la Comisión Delegada del Gobierno para Asuntos de Inteligencia (Art. 6 de la Ley 11/2002), que según el Real Decreto 1886/2011, de 30 de diciembre, por el que se establecen las Comisiones Delegadas del Gobierno, y posteriormente rectificado por una disposición general publicada en el Boletín Oficial del Estado núm. 5 del viernes 6 de enero de 2012, estará presidida por la Vicepresidenta del Gobierno y Ministra de la Presidencia, e integrada por los Ministros de Asuntos Exteriores y Cooperación, de Defensa, del Interior, de Economía y Competitividad, el Director del Gabinete de la Presidencia del Gobierno, el Secretario de Estado de Seguridad y el Secretario de Estado Director del Centro Nacional de Inteligencia, que actuará como secretario de la misma.

Su asignación económica

Los recursos económicos del CNI se aprueban anualmente por las Cortes Generales por medio de las sucesivas Leyes de Presupuestos Generales del Estado, al igual que ocurre con el resto de organismos de la Administración previstos en la Ley 6/1997, de 14 de abril, de Organización y Funcionamiento de la Administración General del Estado.

Además, para el desarrollo de sus actividades informativas, el CNI tiene una asignación de gastos reservados, cuyo empleo está regulado por la Ley 11/95 de 11 de marzo sobre uso y control de los créditos destinados a gastos reservados. Con la utilización de estos gastos reservados se pretende preservar identidades, acontecimientos, lugares o fechas relacionados con actividades o fuentes del Centro. Pero esto no quiere decir que no haya controles sino que existe un sistema especial de justificación y control que excluye -eso sí- la publicidad.

http://www.vigilantesdeseguridad.cat/blog

Acerca de estos anuncios

En ocasiones, algunos de tus visitantes pueden ver aquí un anuncio.

Anuncios

4 Comentarios

  1. En el PP, dirigentes y trabajadores no salen de su asombro cuando hablan de las “hazañas” de Francisco Nicolás G.I, el joven de veinte años detenido por haberse hecho pasar por asesor del Gobierno y estar ahora acusado de falsedad documental, estafa y usurpación de funciones públicas.

    A casi todos les suena su cara, pero nadie le conoce. O al menos así lo aseguran los miembros del partido consultados por Efe.

    Si en algo coinciden los que le recuerdan es que al joven le gustaba estar donde estaba la foto, ya fuera cerca del protagonista de turno en los actos o de los dirigentes más notables que acudieran en cada ocasión.

    El chico, dicen algunos, era “un pesado”, pero no molestaba más allá de eso, y pensaban que su intención sólo era la de querer figurar junto a los que mandan.

    Por eso, admiten su sorpresa al enterarse de que el joven pudo hacer uso de aquellos actos, aquellas fotos, para fingir inexistentes contactos y pretender negocios ilícitos.

    Uno de los consultados, del PP madrileño, sí le recuerda bien, incluso reconoce haber tenido que llamarle la atención en más de una ocasión, y de echarlo cuando pretendía colarse o colocarse en primera fila en algún acto, junto a los líderes.

    Explica este cargo popular que Nicolás solía aparecer con traje, una vestimenta demasiado elegante para estos actos en los que los jóvenes del partido acuden con indumentaria más informal.

    Pero lo del traje, dice, “no colaba”, ni le servía de pase para entrar donde quisiese.

    Aquella indumentaria tan formal para un joven de su edad y su afán por la foto levantaban sospechas y desconfianza, pero los habituales de Nuevas Generaciones y del PP no le daban mayor importancia.

    Sí le pillaron, ya hace tiempo, en “algún renuncio”, como explica uno de los consultados.

    Así, Nicolás no sólo acudía a actos del partido, también se dejaba ver en eventos empresariales en los que se presentaba como “uno de los jóvenes de FAES”, la fundación que preside José María Aznar.

    Y claro, quien le citaba así en la fundación se encontraba con que nadie le conocía o no constaba como miembro activo. Tampoco era militante del PP ni de Nuevas Generaciones, según han asegurado a Efe fuentes populares.

    En otras ocasiones buscaba el acercamiento a los populares mediante las redes sociales, como cuenta otro cargo del PP, con quien quiso quedar Nicolás contactando por una de estas redes.

    Nadie en el partido, en definitiva, dice haber sido engañado por este “pícaro” que sí logró supuestamente estafar a otros utilizando sus falsas conexiones con el Gobierno y al partido.

    Y ese carácter desenvuelto y seguro que el joven trataba de mostrar en los eventos se vino abajo ante la jueza que le tomó declaración el pasado jueves.

    Aunque al principio se mostró altivo, después se derrumbó cuando vio que la Fiscalía pedía medidas cautelares contra él, han explicado fuentes jurídicas.

    “A mí me la han liado. Me han engañado”, dijo entonces Francisco Nicolás, quien según el médico forense que le examinó sufre “una florida ideación delirante de tipo megalomaníaco”.

    Delirios o no, son muchas las anécdotas que recuerdan personas del entorno de este joven, como cuando fue con un coche de alta gama a recoger unas entradas de reventa para los Rolling Stones que según dijo eran para “altos cargos del PP” o cuando presumía ante otros chicos de su edad de la elevada paga que le daba su padre, un mago de las finanzas, decía.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s