El ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, y el director general de la Policía, Ignacio Cosidó, quieren policías de su cuerda. Así lo entienden todos los sindicatos del cuerpo, que se han opuesto de plano a la propuesta del Ministerio, que pretende que el ascenso a comisario principal –máxima categoría profesional en la corporación– deje de ser exclusivamente por antigüedad pura y dura.

Pagina web Segurpricat

SUP

Enlace con la Revista de prensa de 17 de abril de 2014

Haz click

El Gobierno quiere crear un banco de comisarios afines

El ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, y el director general de la Policía, Ignacio Cosidó, quieren policías de su cuerda. Así lo entienden todos los sindicatos del cuerpo, que se han opuesto de plano a la propuesta del Ministerio, que pretende que el ascenso a comisario principal –máxima categoría profesional en la corporación– deje de ser exclusivamente por antigüedad pura y dura.

En concreto, la Dirección General ha presentado un borrador de real decreto que propone que la mitad de los comisarios principales sean elegidos por concurso oposición, un sistema que según todos los sindicatos es un auténtico “coladero”. “Muchos lo superan por méritos propios, pero otros no, lo pasan porque son amigos de alguien”, asegura un funcionario que prefiere permanecer en el anonimato.

El portavoz del Sindicato Unificado de Policía (SUP), José María Benito, es aún más claro en este sentido. “Esta modificación se hace para que puedan aprobar a quien quieran”, asegura. En la misma línea se pronunció el vocal del Sindicato Profesional de Policía (SPP), Porfirio Jiménez, durante el debate sobre esta normativa celebrado hace unos días en la Dirección General. “Con esta reforma se instaura un sistema que favorece la manipulación del poder político”, sentenció. “El Gobierno de turno siempre tendrá la tentación de tener absoluta libertad para designar a las personas de su total confianza”, añadió. Este sistema, continuó, “contamina políticamente la escala superior”.

El real decreto también pretende nombrar comisarios principales más jóvenes. Actualmente, un comisario tarda unos 12 años en ascender a la máxima categoría del escalafón, ya que únicamente –como se ha dicho– priman criterios de antigüedad. Con la entrada en vigor de la nueva propuesta gubernamental, ese tiempo se reduciría a siete años si los comisarios cogen el atajo del concurso oposición para subir de escalafón.

La finalidad de esta iniciativa, explican fuentes policiales, es crear un banco de funcionarios de la máxima categoría que saben que están ahí por decisión del poder político. Será de ese grupo, agregan las mismas fuentes, de donde previsiblemente la Dirección General elegirá a los miembros de la Junta de Gobierno del cuerpo (comisarios generales, subdirectores, director adjunto) y a los jefes superiores regionales.

Esa era, de hecho, la intención explícitamente expresada por el anterior director general de Policía y Guardia Civil, Francisco Javier Velázquez, que no llevó a cabo durante su mandato por la resistencia de los sindicatos y del propio partido que en aquel momento estaba en la oposición y que hoy ocupa el Gobierno.

Durante la última reunión del Consejo de la Policía, los representantes de la Administración indicaron que sacarían adelante la iniciativa por real decreto, quisieran o no los portavoces sindicales, que no entienden porqué hay tantas prisas en aprobar la norma.

Algunas fuentes consultadas apuntan a que esa urgencia podría deberse a la necesidad de contar con comisarios principales de confianza para ocupar determinados puestos que hoy ocupan funcionarios de menor rango, lo cual podría contravenir el catálogo de puestos de trabajo, modificado por orden del Tribunal Superior de Justicia de Madrid, que obligó a la Dirección General a definir y diferenciar los destinos que debía ocupar cada categoría profesional de la escala superior.

El nuevo catálogo estableció que los puestos de máxima responsabilidad de la corporación (Junta de Gobierno y jefes superiores, entre otros) fueran desempeñados por comisarios principales, una categoría que actualmente no tienen todos los miembros de la actual cúpula policial.

Anuncios

3 Comentarios

  1. El ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, y el director general de la Policía, Ignacio Cosidó, quieren policías de su cuerda. Así lo entienden todos los sindicatos del cuerpo, que se han opuesto de plano a la propuesta del Ministerio, que pretende que el ascenso a comisario principal –máxima categoría profesional en la corporación– deje de ser exclusivamente por antigüedad pura y dura.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s