Una testigo tambien vecina de la calle donde ocurrio la detención del empresario fallecido en el barrio del Raval, en Barcelona afirma que la policía autonomica fue a su domicilio en la misma calle donde ocurrio el suceso y se fue tras confirmar que estaban eliminadas las imagenes que habia grava, por parte de la Policía Nacional rectifica su error en la transcripción de la llamada que Benítez hizo a la Guardia Urbana tras su pelea inicial con un vecino, para incluir que el empresario fallecido aseguró que estaba sangrando.

Una testigo borró imágenes de la detención del empresario fallecido ante una funcionaria de la policia autonomica- mosso/a que subio a su domicilio en la misma calle de la detención del empresario fallecido

  • La mosso acudió a su casa la misma noche del suceso
  • La Policía Nacional ha rectificado su error en una ampliación del informe

 

Una testigo borró imágenes de la detención del empresario fallecido ante una mosso

Una testigo de la detención del empresario fallecido en el barrio del Raval, en Barcelona, ha asegurado a la Policía Nacional que borró una grabación en vídeo y fotografías de la intervención policial ante una mosso d’esquadra que acudió a su casa para preguntarle si tenía imágenes la misma noche del suceso.

Así consta en un informe de la Policía Nacional, al que ha tenido acceso Efe, elaborado a petición de la juez que investiga la muerte de Benítez el pasado 6 de octubre, tras ser reducido por los Mossos d’Esquadra en el barrio barcelonés del Raval, un caso por el que están imputados ocho agentes.

Una vecina del barrio, de nacionalidad francesa, declaró el pasado martes a la Policía Nacional, que investiga el caso por orden de la juez, que la noche del suceso se asomó al balcón de su piso alertada por un griterío y desde allí tomó fotografías y algún vídeo con su teléfono móvil durante aproximadamente un minuto.

La mujer permaneció otros tres minutos en su balcón, desde el que observó que una mosso requería que se abriera la puerta del edificio donde vive y, seguidamente, se presentó en su casa para preguntarle si había fotografiado los hechos.

La policía se fue tras confirmar que estaban eliminadas

La testigo afirmó que sí y, según su propia declaración, se ofreció “voluntariamente a borrarlas inmediatamente“, delante de la policía, que se marchó una vez vio que las imágenes estaban eliminadas.

En su declaración a la Policía, la mujer argumentó que las había destruido “al considerar que había realizado algo contrario a sus principios“, aunque admitió que la decisión de eliminar el vídeo la precipitó “ante la presencia y pregunta policial”.

La testigo, que cedió su teléfono móvil a la Policía Nacional para que los especialistas intentaran rescatar las imágenes destruidas, había enviado, antes de borrarlas, dos fotografías a un amigo que se encuentra de viaje fuera de España, al que también sugirió que las borrara tras hacerlo ella misma.

La Policía Nacional amplía su informe

En la ampliación del informe, la Policía también detalla el visionado de otro vídeo en el que se ve a cinco agentes de los mossos interviniendo sobre el empresario, cuando está tendido en el suelo, y otros dos de pie, muy próximos.

Según el informe, el mosso que está situado en la parte inferior izquierda de la imagen, que se halla junto a la fachada del edificio de la calle, realiza “los gestos típicos de propinar a dicha persona un total de seis puñetazos, en dos secuencias de cuatro y dos golpes, respectivamente”.

En el informe, la Policía Nacional rectifica su error en la transcripción de la llamada que Benítez hizo a la Guardia Urbana tras su pelea inicial con un vecino, para incluir que el empresario aseguró que estaba sangrando.

No obstante, el informe deja claro que la pelea entre Benítez y el vecino -que llegó a estar imputado en el caso-, es de “escasa entidad y corta duración”, ya que ambos intercambiaron golpes y se provocaron “lesiones de escasa entidad”.

En la ampliación del informe también se desvela que el pasado 4 de octubre -un día antes de ser reducido por los Mossos en la calle Aurora- Benítez tuvo que recibir asistencia de parte de empleados de Metro de Barcelona porque se encontraba de noche en una estación “con severos síntomas de intoxicación de algún tipo de sustancia alcohólica, estupefaciente o medicamentosa”.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s